La Superliga Orange dispara su audiencia en la primera vuelta

Main photo.

La competición nacional de League of Legends cierra su primera vuelta (9 jornadas) de la temporada de primavera con un total de 1,7 millones de espectadores únicos acumulados, un 27,9% más que el mismo periodo anterior (primavera 2019). De esta forma, la Superliga Orange firma el mejor estreno de su historia.

Durante las primeras nueve jornadas de competición, cada programa de Superliga Orange en 2020 ha reunido a 191.277 espectadores únicos de media, mientras que en el mismo periodo de la edición anterior la media se quedó en 149.541 espectadores por programa.

En cuanto a espectadores concurrentes, el partido más visto hasta el momento esta temporada ha sido el Vodafone Giants – MAD Lions Madrid, con un pico máximo de 26.465 espectadores. En primavera del año pasado, el partido con el mayor pico de espectadores concurrentes también fue el MAD Lions contra Vodafone Giants que tuvo lugar en la jornada inaugural del campeonato, con 25.344 espectadores.

Además, la audiencia de la Superliga Orange sigue demostrando su fidelidad, con un tiempo de consumo medio que se acerca a la media hora por usuario.

Este notable crecimiento de la Superliga Orange llega motivado por varios factores. En gran parte, el rebranding de la competición, que ha dotado a la liga de una personalidad más deportiva y ha supuesto una renovación del producto, ha contribuido al auge de los números.

No obstante, las diversas novedades que se han introducido de cara a esta temporada también han jugado un papel importante. Entre ellas, la implementación de la tecnología JoinCam en más sedes, como la de MAD Lions o UCAM. En consecuencia, los programas han permitido conexiones constantes con los enviados especiales de LVP a las distintas gaming houses de los equipos.

Además, la llegada del SuperFantasy, la principal sorpresa de este año, ha supuesto un hito muy significativo. Con más de 30 mil usuarios registrados, el Fantasy de la Superliga Orange se ha consolidado como un incentivo más para los usuarios que disfrutan de la competición.